top of page
  • Foto del escritorJaime Sánchez

Ayudas del Estado Español para la rehabilitación de fachadas

Se percibe en las calles y plazas de las ciudades: la rehabilitación de fachadas está de moda. Nos topamos en nuestro entorno con andamios y carteles que anuncian obras de rehabilitación en algún edificio. Así es, las diferentes Administraciones Públicas están poniendo su foco en esta área dentro de sus políticas de vivienda. De esta forma, son numerosas las ayudas o subvenciones que pueden disfrutar los propietarios siempre que sus edificios cumplan con ciertos criterios. ¿No crees que es el momento de aprovechar esta oportunidad?

Gracias a la ayuda de estas subvenciones se reduce el esfuerzo económico que las familias deben acometer para llevar a cabo la rehabilitación integral de sus fachadas. Una actuación que, en condiciones normales, supone un coste prohibitivo para muchas familias. Afortunadamente, cualquier propietario puede embarcarse a día de hoy en un proyecto de rehabilitación de fachadas que permita renovar estéticamente su edificio.




Rehabilitación de fachadas: principales ayudas públicas

1. Programa de Fomento de la Rehabilitación Edificatoria

Para acceder a estas ayudas del Ministerio de Fomento es necesario cumplir con una serie de condiciones. En primer lugar, el edificio debe haber sido construido antes de 1981 y contar con una superficie residencial del 70%. En segundo lugar, el 70% de las viviendas deben ser el domicilio habitual de sus propietarios.

Las ayudas de este programa, que oscilan entre los 2.000 y 4.000 euros por vivienda, están asociadas al Plan de Vivienda 2013-2016 del Gobierno de España, y son administradas por las diferentes Comunidades Autónomas. Se trata de ayudas para cualquier obra dirigida a la conservación de edificios, con ayudas extra en caso de que se mejore también la eficiencia energética de las viviendas.

2. Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios (Programa PAREER-CRECE)

En este caso hablamos de ayudas promovidas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Su principal objetivo es promover la realización de actuaciones de reforma que favorezcan y se centren en la rehabilitación energética de los edificios.

En sus bases podemos observar que existe una ayuda tipo en torno al 30%, con ayudas adicionales en función de criterios sociales, de eficiencia energética o de actuaciones integradas. También se pueden solicitar préstamos máximos del 60% con un plazo de amortización de hasta 12 años. Por otro lado, conviene recordar que el plazo para solicitar estas ayudas terminará el próximo 31 de diciembre de 2016.

En el área de rehabilitación energética, Pinturas Europa cuenta con sistemas que, por su contribución a mejorar el aislamiento térmico y la eficiencia energética de los edificios, pueden ver su aplicación subvencionada por esta ayuda.

3. Subvenciones autonómicas y locales.

De forma paralela a las anteriores ayudas comentadas, las diferentes Comunidades Autónomas o Ayuntamientos suelen tener sus propios planes de ayuda a la rehabilitación de viviendas. Aquí compartimos algunas de ellas, aunque recomendamos que os informéis en vuestras consejerías de vivienda o ayuntamientos:

¿Cuáles son las ventajas de la rehabilitación de fachadas?

  1. Prolongar la vida útil del edificio: Una de las principales consecuencias de apostar por esta rehabilitación es eliminar las patologías presentes en fachada y que, en muchos casos, suponen un riesgo para la habitabilidad del edificio.

  2. Aumentar el valor patrimonial: Siguiendo la idea anterior, la eliminación de los problemas de la fachada permite que los propietarios vean aumentar el valor de sus inmuebles.

  3. Renovar estéticamente el edificio: El paso del tiempo y la exposición continua a la contaminación de las ciudades provoca el deterioro estético de la fachada. Ahora es el momento de devolver a tu edificio a su estado original.

  4. Mejorar el confort térmico de la vivienda: La instalación de un sistema de aislamiento térmico exterior SATE protege a la vivienda frente a los puentes térmicos de la envolvente. Estos puentes son zonas de la fachada donde se transmite más fácilmente el calor o el frío del exterior al interior, con las negativas consecuencias que ello supone para el confort térmico en el hogar. Además, con los sistemas SATE también se evitan ciertos problemas de las paredes interiores como la condensación el moho o las humedades.

  5. Reducir la demanda energética de la vivienda: Mejorando el aislamiento exterior se reduce el consumo energético de aparatos de refrigeración o calefacción; ahorro que se traduce en una reducción de tus facturas y una menor emisión de CO2 a la atmósfera.

Si quieres renovar estéticamente tu fachada y mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda no dudes en contactarnos mediante nuestro formulario web o bien a nuestro teléfono, estamos a tu disposición.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page